top of page
  • Ana Sofía M.

Polaroids con escritos #4: La disciplina tiene pésima fama así que le hice un rebranding.


Tengo que admitirlo, me costó mucho llegar a escribir hoy.


El otro día terminé en una sobremesa con varias unas personas que se dedican a la música; a componer y a producir. Estaban hablando de sus procesos creativos. Muy diferentes todos.


Me quedé pensando en el mío porque me costó mucho identificarme con lo que compartían. Yo soy tan racional, que eso de que llegue la musa y el momento de inspiración de la nada, casi nunca sucede.



A mí la creatividad me la da la disciplina, el sentarme a hacer algo aunque no sepa en qué se convertirá, como el Escrito con Polaroid de hoy.


La musa llega conmigo cuando me ve chambeando. Cuando ve que ya le hice un espacio en mi mesa, que tengo un plan interesante que compartir con ella, que tengo dónde anotar todas las ideas que me va a dictar.

Un amigo me regaló esta idea hace algunos meses y ahora no me deja en paz: La disciplina es el mayor acto de amor propio que hay. Él me lo decía para temas de salud y hábitos pero creo que aplica para todo.


La disciplina para mí es esa parte racional, que te ayuda cuando tus emociones te andan engañando. Es elegir algo por tu "yo" del futuro aunque en el momento no se sienta fácil.


La musa, por más creativa que sea, creo que es muy racional. No tiene tiempo que perder, por eso le gusta la iniciativa con mucha disciplina. Ella es no es de "¿Qué quieres hacer hoy? ¿A dónde te llevo a comer?". Ella es más de "Estáte lista a las 3:00pm que ya hice reservación".


Si te regala de su tiempo, ideas y sabiduría y no lo aprovechas, se va a depositarle la misma idea a otra persona. Alguien que sí tenga el tiempo y el espacio para darle vida a eso que te dió.


Por eso vamos por la vida sintiendo que alguien más ya se nos adelantó con cosas que queríamos hacer. *Eso y que somos billones de personas en este planeta. Nuestras ideas jamás son taaan originales y que las ejecutemos también depende de muchas cosas. No se me van a olvidar los privilegios, relájense por favor.


Ese es un concepto muy lindo que también aprendí de Elizabeth Gilbert, mi autora favorita, en su libro Libera Tu Magia (aquí les dejo mi resumen con un cheatlist).

*La conocí en persona y me quedé helada, aquí la evidencia. No le dije nada de lo emocionada que estaba. Pase toda la noche anterior pensando qué quería decirle durante los 15 segundos que iba a tener con ella. Tampoco me acuerdo qué tenía pensado pero sé que lo único que le dije fue "Thank you for everything"como 3 veces. Seguramente no entendió ni porqué le daba las gracias pero ella me contestaba "You are welcome".


Pero en ese libro habla de la creatividad y las ideas. De cómo llegan a ti cuando estás trabajando y se me hace la explicación perfecta de cómo la disciplina es el ingrediente secreto que lo une todo, aunque me choque admitirlo.


Porque la disciplina tiene pésima fama. Suena a algo aburrido, que te hace sufrir. Es esa cosa que sabes que no quieres hacer pero que sí la haces, todo será un poco mejor en un futuro que se ve muy lejano. La palabra da una flojera inmensa porque suena a dictamen y ¿quién quiere sentir que vive bajo el régimen de un dictador que te dice qué tienes que hacer algo cuando no quieres?



Cambiar la imagen que me viene a la cabeza cuando pienso en la palabra disciplina es lo que me ha ayudado. Decidí que si quiero que la disciplina exista en mi vida y que verdaderamente sea un acto de amor propio, necesita un rebranding.


El rebranding que yo le hice consiste en: darle un nombre, cara y personalidad. Pienso en ella como en una versión mía del futuro que me apapacha y me enseña los resultados lindos de todo eso que quiero, pero que ahorita se siente muy lejano.



Me enseña que sí vivo en la playa como me gustaría, que sí escribí esos 3 libros que ya tengo en mente, que tengo miles de conversaciones increíbles porque me devoré toda la biblioteca que dije que iba a leer, que es una viejita que puede moverse perfecto a sus 84 años porque se encargó de estirar pero también de levantar peso para construir músculo. Es esa versión que me agradece por haber puesto orden a mis finanzas y haber contratado un seguro para el retiro (cosa que sigo sin hacerle caso, maldita sea), etc.


Elijo ya no pensar en la disciplina como ese "güey mamado del gimnasio que grita mientras levanta pesas sin playera". Mi peor plan en el mundo.*

Sin ánimos de ofender a la banda que elija eso por gusto.


Así que desde hoy, trato de pensar en ella como esa versión mía más sabía y con más años de experiencia. Eso es lo que quiero regalarles en este escrito por si les hace sentido.


Que le pongan un nombre y cara a "disciplina" y le hagan el rebranding que más les convenga para acercarse a las cosas que quieren. Mi disciplina es lo que le da vida a parte de mi creatividad pero esto puede aplicar en sus vidas para diferentes áreas. Porque de eso se trata, viene a mostrarnos dónde se esconden nuestros deseos y sueños.


Entonces ya saben, se llevan de tarea esa descripción y si sienten en confianza, me la pueden compartir y me dará mucho gusto. Me mandaron varias personas su listas de "Sí quiero" de la semana pasada y lloré con varias. Gracias por compartir conmigo.


Con amor,

Ana Sofía


La disciplina tiene pésima fama así que le hice un rebranding, especialmente cuando se trata de procesos creativos. Te enseño cómo ponerle cara y nombre a tu disciplina.


42 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

2件のコメント


gomezjeanette
7月01日

Hola Ana Sofia te escribe Stephany Gómez solo para decirte que soy nueva por aquí en tu blog y comentarte que me ha encantado. Precisamente en todos mis años que tengo (32) he tenido problemas con la disciplina y leer este post tuyo de una manera que me hace sentir tranquila pero a la vez activa no tiene nombre. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS por ese rebranding cerebral para un mi concepto de disciplina 💙

いいね!
Ana Sofía M.
Ana Sofía M.
7月01日
返信先

Hola Stephany❤️ Me encanta que hayas podido hacer un rebranding cerebral para disciplina. Yo también ando en eso así que estamos juntas. Te mando un abrazo grande.

いいね!
bottom of page