• Ana Sofía M.

5 razones por las que vale la pena despertarse temprano 🌄


(Foto por @edgardelrio)


Nunca me he considerado una morning person pero definitivamente he encontrado algo mágico en las mañanas. La única razón por la cual me logro despertar muy temprano es si lo que sucederá la mañana siguiente me entusiasma y eso me sucede cuando tengo planes como ir a la montaña a ver el amanecer...🌄



Entiendo que no vamos a ir todos los días a ver el amanecer solo para tener una motivación y levantarnos temprano pero si podemos comprometernos con nosotros mismos y tomar ese tiempo para hacer algo solo para nosotros. Porque si encuentras algo que amas, hacerlo en las mañanas es el mejor regalo que puedes darte.


Aunque a veces se vuelve dificil renunciar a unos minutos más en la cama, una vez que empiezas a hacer algo para ti, termina valiendo la pena. El único truco es levantarte, comenzar y para cuando te des cuenta ya estarás haciendo algo que te hace sentir bien.


Así que para motivarme a mí misma y a ti que me lees, decidí escribir 5 razones por las cuales vale la pena despertarse temprano...

1. No hay nadie ni nada persiguiéndote

Despertarte más temprano, cuando nadie te está buscando, nadie te está interrumpiendo y no hay miles de actividades que te distraigan, hace que no te despiertes en automático en este estado de alerta y prisas al que nos hemos acostumbrado a vivir, que nos hace más daño que beneficio.


2. El día te rinde para hacer mucho más

¿Siempre has deseado que tu día tenga más horas para que te alcance el tiempo para hacer todo lo que quieres? ¡Sorpresa! Eso es posible, solo necesitas levantarte antes.


3. La paz y la quietud

Despertarse antes que el resto de la gente te permite entender la paz y quietud con la que uno puede vivir si se concentra en no poner atención a todos los factores que nos distraen. El empezar el día en presentes, nos hace aprender a disfrutar de esos minutos en los que no hay nada más que pasar tiempo de calidad con nosotros mismos.



4. Generar tu ritual

El hecho de levantarte antes de lo que regularmente lo haces te da tiempo de hacer todo eso que necesitas con más calma y con mayor atención. No hay nada como arreglarse sin prisas, tomarte el tiempo de desayunar o tan solo dedicarle 5 minutos más a cada actividad para no sentir que empiezas el día apresurado.


5. Determina cómo se desarrollará tu día

Empezar tomando en cuenta todo lo que ya mencioné determina el mood en el que se desarrollará tu día y vale totalmente la pena empezar con el pie derecho para que el resto del día sea mucho más ameno.


Y hay muchas razones más por las que vale la pena levantarse temprano pero teniendo estas en mente hace que todo el proceso sea mucho más motivador. Entiendo que no es fácil y hay días que pareciera que es imposible hacerlo pero no ha habido ni una sola vez que me haya arrepentido de empezar mi día más temprano.


Ojalá esto les sirva de algo, es una reflexión de la que tenía mucho tiempo queriendo escribir y que ha cambiado cómo llevo mis días. Si lo aplican, si lo intentan, si les funciona o no les funciona, déjenme saberlo que me encanta leer sus experiencias. Me pueden escribir por mis redes sociales o a mi mail y yo estaré feliz de leerlos.


Con amor,

Ana Sofía.



138 vistas

Contáctame

Escríbeme si necesitas algún tipo de recomendación para tus viajes, si te identificas con algo de lo que escribo o si te gustaría trabajar conmigo. Para lo que necesites, estaré feliz de leerte. 

Instagram @asofiamach