• Ana Sofía M.

"Monet & Friends – Vida, Luz y Color" Reseña sobre exposiciones inmersivas





Fui a la experiencia inmersiva de Monet & Friends – Vida, Luz y Color que está en la Ciudad de México y decidí escribirles una reseña sobre si vale o no la pena ir a este tipo de exhibiciones sensoriales que están y seguirán muy de moda. Adelante les cuento sobre lo que me gustó, lo que no me gustó y lo que tienen que saber si quieren ir.


En la ciudad, han habido algunas otras experiencias como la de Van Gogh, que estrenaron este formato en el que se mezcla la tecnología con obras icónicas. Las fotos y videos que hay en redes sociales sobre estas exhibiciones han sido la razón por la cual cientos de personas han asistido.


Me perdí la de Van Gogh así que no me quise perder la de Monet y los impresionistas. Fui sin investigar mucho y sin ver fotos del recorrido para que poder vivirlo sin expectativas.



Ahora lo importante, ¿vale la pena?

Lo que más me gustó, y en parte es porque soy amante del arte, es que pude ver en grande y de manera sensorial, el trabajo de muchos artistas que me gustan, no solo Monet.


Encontrarme con carteles de Toulouse-Lautrec o pinturas Degas a lado de Monet me pareció increíble. La rotación de las obras en las pantallas y la musicalización con la que se combina lo hace un recorrido por la historia del arte muy agradable.


Otra cosa que me encantó es lo relajante que es. En cuanto encuentras un lugar y te puedes sentar sin prisa a disfrutar de las imágenes, no te quieres ir.

Lo que no me gustó, fue que a pesar de que fuimos con muy poca gente, creo que tienes que primero dar una vuelta por todo el lugar para después asentarte en un espacio en el que te asegures que tienes la mejor vista a las obras. Al principio nos sentamos en un lugar dentro del recorrido donde creo que las personas estorban un poco las pantallas y no se vuelve tan placentero.


Entonces sí, sí vale la pena ir. Sobre todo si les gusta el arte y quieren ver una exposición distinta y más interactiva.


Consejos para ir a este tipo de experiencias

Si deciden ir, tienen que saber esto:

Comprar los boletos con anticipación. Entre semana sale más barata la entrada y evitan ir con mucha gente. No esperen a los últimos días de la exhibición porque es cuando más gente hay y menos lo disfrutas.


Aprovechen la información que hay de los artistas antes de entrar a la experiencia inmersiva para que tengan mejores referencias sobre lo que verán dentro y así lo disfruten más.


El bucle de imágenes en pantallas dura aproximadamente 45 minutos a 1hr entonces les recomiendo que en cuanto entren le den una vuelta a toda la instalación de pantallas para encontrar el lugar con la mejor vista.


Una vez que acaben las imágenes, esperen varios minutos a que todo vuelva a empezar para pasar a las siguientes partes del recorrido que por lo general son cuartos diseñados para tomarse fotos. Si hacen esto no habrá gente en los cuartos porque estarán viendo la proyección. Si no les interesa esta parte de tomarse fotos entonces pueden salir y ahí se acaba su experiencia.

A este tipo de lugares que son interactivos y fotogénicos les recomiendo ir con alguien que le guste tomar fotos y que no tenga prisa para que de verdad aprecien cada ratito de la proyección. En mi insta les dejo un highlight con más fotos y videos.


Eso es todo por esta experiencia, seguramente iré a más de este tipo y les contaré qué me parecer o si hay alguna que considere imperdible. Si tienes a alguien con quien te gustaría ir a este tipo de lugares le puedes mandar esto para que te se anima a ir a la siguiente con ustedes. También me pueden escribir a mi insta @asofiamach si quieren recomendaciones de dónde comer o qué hacer por ahí después de ir a la exposición que está cerca de muchas de mis zonas favoritas en la CDMX.


Nos leemos pronto y mientras me pueden contar qué les pareció.

Con amor,

Ana Sofía.



25 vistas

Entradas Recientes

Ver todo