Instagram@ASofiaMach
Suscríbete 
Join My Mailing List
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Pinterest Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Snapchat Icon

¿Por qué decidí dejarlo todo por un año? / Why I took a gap year...

July 4, 2018

Scroll down for english.

Reading: 3 minutes

1/5

 

Durante mi último año de escuela viví y ví vivir a mis compañeros, el peor estrés del mundo gracias a la presión de "dar el siguiente paso". Del 100%, solamente el 10%  de mis compañeros sabía que querían estudiar. El resto, igual que yo, estabamos perdidos sin tener idea de que ibamos a hacer de nuestras vidas. 

En ese momento me dí cuenta que en realidad tanto estrés no valía la pena. Entendí que la escuela siempre iba estar ahí y que si uno no sabe que quiere hacer lo mejor es tomarse el tiempo de pensar y sobre todo, conocerse a uno mismo. Solo así tomamos las decisión correcta respecto a qué es lo que queremos hacer por "el resto de nuestras vidas" e incluso nos ahorramos dinero en estar cambiando de opinión cada mes. 

 

Decidir que hacer el resto de nuestra vida suena muy fuerte, y fue por eso que decidí tomarme un año para crecer, trabajar, aprender otro idioma, y sobre todo, conocerme. Con tomarse un año sabático o un semestre no me refiero a levantarse tarde y no hacer nada productivo.(aunque también lo he hecho.)  Al contrario, es la oportunidad perfecta para buscar trabajo y hacer cosas útiles por nosotros mismos que nos permitan darnos cuenta como es el mundo real y dejar de esperar que todo llegue con sólo pedirlo. 

 

No me arrepiento ni un segundo de la decisión que tomé, y agradezco que mis papás siempre me apoyaron y me impulsaron a viajar y conocer el mundo. He aprendido, crecido y sentido tanto este año. He pasado los retos más dificiles de mi vida. He aprendido a ser más independiente (e incluso ya sé cocinar). He conocido gente increíble y he llegado sentir que también tengo una familia del otro lado del mundo. Y no siempre todo es bueno, también he recibido noticias horribles y al igual que he reído,  he llorado sin poder parar. Todo es parte de crecer e ir viviendo.

 

Lo más bonito es que he tenido un acercamiento conmigo misma que jamás había tenido el tiempo de disfrutar. He aprendido a pasar tiempo sola y a sentirme a gusto con eso. Y podría continuar mencionando más cosas pero ese no es el punto. 

 

Por otro lado, entendí que nunca es tarde para poner en pausa ciertas cosas que no nos hacen felices. Nunca es tarde para hacer un cambio, y nunca es tarde para regresar a casa si lo necesitamos o nos necesitan. Entendí que ser feliz no es estar todo el tiempo bien. Uno puede tener una vida muy feliz y aún así tener semana difíciles e incluso días devastadores. Nadie está bien 24/7 pero podemos aprender a vivir con eso y disfrutar al máximo las cosas buenas. De eso se ha tratado mí vida últimamente.

 

Con amor,

Ana Sofía.  

 

 

 

//

During my last year of school, my classmates and I lived the worst stress of our life trying to figure out what we wanted to do next. Out of a 100% only 10% knew what they wanted to study. The rest, like me, was lost without a glimpse of what we wanted to go. 

That was the moment when I realized stressing out about it wasn't worth it.  School wasn't going anywhere, and if I wasn´t sure of what I wanted to do I should take some time to decide it, and to get to know myself better. Only in that way, I could take a reasonable decision instead of wasting time and money where I wasn't happy. 

 

Choosing what to do for the rest of our life sounds quite scary, that's why I decided to take a gap year to grow up, travel, work, and to get to know me better. (Which I did!) By taking a gap year I don't mean waking up late every day and do nothing, (which honestly you sometimes do.) I mean finding a job or making useful things that make us realize how the world really works and stop waiting for things to happen without us looking for them. 

 

Not for a second do I regret taking a year for myself and I'm grateful for the parents that I have, because they were the ones who always pushed me to travel and to work. I've learned, seen, and felt so much. I've dealt with the toughest challenges yet, learned how to cook and tried to be more independent. I've met amazing people, and I now know I have some people that are like my family around the world. And not everything is easy and pretty, I also cried, received horrible news and felt alone. But you end up learning and growing from it. 

 

The best part of it all is how much I got to know me and how I learned to be alone and in peace with me. And I could keep telling you many amazing things, but that is not the point.  

The point is that it's never late to take a break from things that don't longer make us happy. It's never late to make a change and it's never too late to go back if we need to. Being happy is not about being always fine.  You can be a happy person and still have devastating days. No one is happy 24/7 but we can learn to make the most out of everything that we can and to be grateful for it. 

 

With love, 

Ana Sofía.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Pinterest
Like
Please reload

RECENT POST

January 8, 2019

December 31, 2018

Please reload

JOIN MY MAILING LIST